Suscríbete al blog por correo electrónico

lunes, 27 de julio de 2015

FORT APACHE


                  

Por el camino vi que éste era un país de aciago cielo y polvo ciego,
que me habían destinado a una tierra que no era de héroes ni de gloria,

llegaste, Thursday, sólido y serio, tenso e intenso, insólito pero no solitario,
sino con tu hija Phil, y me sucediste a mí, el capitán York, en el mando,

en Fort Apache ofendían a las ordenanzas, aflojaban los uniformes,
eran displicentes con la disciplina: ¡Yo, el coronel Thursday los puse firmes!

Eres reglamentario, riguroso y rígido como la muerte,
y aspiras a otro ascenso escalando los peldaños del reglamento,

ya que estoy en este país gris, vil, incivil, lo haré brillar con mi nombre:
me alegré de que los apaches tomaran el sendero de la guerra,

fintaste a Cochise el apache y desenmascaraste al comerciante:
eres más valiente que eficiente, más testarudo que competente,

lo sabía, este no es país de caballeros: Meacham, el representante,
en vez de Biblias vendía whisky, Winchester en vez de carne,

eres un imán de medallas y menciones, de entorchados y condecoraciones,
un ordenancista y un clasista: no quieres de yerno a un O’Rourke,

ese teniente de paseo llevó a mi hija por territorio apache
y con la excusa de su imprudencia prohibí que se le acercase ese mequetrefe,

me enviaste a que negociase con Cochise, me mareó su hospitalaria pipa,
y pacté que a su vuelta a la reserva lo escoltaría un regimiento desarmado,

imaginé los titulares con mi nombre, la nota al margen de mi expediente,
sonaba bien: Thursday, el hombre que hizo volver a Cochise,

rompiste mi palabra y corrompiste la pureza de mi promesa,
al amanecer irrumpiste con un destacamento en zafarrancho de combate,

nada obliga ante un apache que ha conculcado un tratado,
no hay honor que guardar ante un salvaje y un traidor,

en todo esto algo me recuerda a la hecatombe de Little Big Horn:
Thursday, eres un desastre, una catástrofe: te pareces a Custer.   

                     
                          

2 comentarios:

  1. La mejor de la trilogía sobre la caballería, y sí, Fonda recuerda a Custer.

    ResponderEliminar
  2. Y el final preludia a Liberty Valance, con el falseamiento de la leyenda respecto a la Historia.

    ResponderEliminar