Suscríbete al blog por correo electrónico

sábado, 21 de diciembre de 2013

EL MEJOR ACTOR DE COMEDIA DE LA HISTORIA


                                                                          
                  

Randolph, “Tú y Yo” somos “El Águila y el Halcón”,
y aunque estamos “Encadenados” tu asiento en la pérgola está vacío,
así que apurando como una pena el Bloody Mary de mi soledad
por una vez no me importa que ni los alquileres ni mis valores
de Wall Street obedezcan a los termómetros de California,
y aunque aquí todo el mundo danza a través de las ondas del calor
en mi interior el frío contrae la piel de mi “Orgullo y Pasión”,
y como mi sonrisa en un cartel rasgado de “Gunga Din” la lluvia de adentro
me hace jirones la imagen de mí mismo, me encharca la conciencia,
desgarra mis venas y las vacía con la hemorragia interna del tiempo,
y esperándote entretengo el dolor jugando con los títulos de mi carrera.
Randolph, pese a que sea mi género favorito mi vida no es una comedia
ni una “Charada”, o quizá sí lo sea: está la comedia de mis matrimonios
con Virginia, Dyan, Barbara, está la comedia de mis amores
con Betty, Phillis, Betsy, el color de cuyos ojos olvidé
antes que el de sus bikinis, pues aún no ha nacido “Mi Mujer Favorita”,
la comedia de mi simpatía  y romanticismo de "Luna Nueva" o llena,
que me han convertido en fantasía de mujeres y envidia de hombres,
pero a veces convencía a Hawks de lucirme con una bata de chica,
la comedia de mi vida paralela que va a travestirme de esquizofrenia,
una comedia de errores y lágrimas, de terrores y sonrisas amputadas
para escarnio del dolor de cuantas mujeres me han amado,
la comedia de la hipocresía, la que me hace sonreír a la cámara
mientras lloro de deseo y me duele la quimera de tenerte,
la comedia que me obliga a abrazar ante los flashes a mi esposa
mientras me devora el recuerdo de tu cuerpo que imagino tendido
con otro como el cadáver de un hermano cuyo rostro he olvidado,
Randolph, mi incestuoso hermano, vaquero de serie B que para mí es A,
en todo caso una comedia de aventuras, de humor negro o de terror,
sí, más bien una comedia macabra, porno o de marcianos,
no solo una comedia disparatada, sino la comedia gore de mis sentimientos.
¿O en vez de una comedia será mi vida una cuesta hacia el cementerio?
¿El cerco de hierba quemada donde ha aterrizado y despegado
una nave extraterrestre que no quiere saber nada de los humanos?
¿El patio de una casa de amores donde se celebra el velatorio de la madame
y en el catafalco su cuerpo embebe para sí todo el marfil de la luna?



Me llaman tacaño pero estoy dilapidando mi vida en convenciones,
como ahora malgasto la espera aplicando a mi vida los títulos de mis obras:
“No soy ningún Ángel” y a veces hay “Murmullos en la Ciudad”
sobre mí, alguna “Sospecha” acerca de mi “Pasión de Libertad”
o sobre algún “Hot Saturday”, y cuando soy “El Asunto del Día”
los ejecutivos compran a periodistas salidos de “Historias de Filadelfia”.
¿Por qué tuvimos que conocernos en el rodaje de “Pecadores bajo el Sol”?
Hasta entonces todos los otros, el atleta de los corpiños de seda
o el australiano con cuerpo de delfín y el mar en los ojos,
solo habían sido ensayos, bocetos, preludios.
¿Por qué impacientas a la silla de mimbre de mi pérgola?
¿Para qué obligarme a cantarte sin música esta “Serenata Nostálgica”?
Mi mujer se ha ido y me quedan dos horas antes de volver al rodaje,
así que en todo el fin de semana no encontraremos otra impunidad,
ningún hueco como éste en el translúcido muro del tiempo
para salvarlo y disfrutar en mi jardín, pero ya estoy celoso del tiempo
porque creo que está contigo, tú que te vas con todos también te has fugado
con el tiempo que nunca te difuminará de mi deseo, tú y el tiempo huyendo
de mí, marginándome de la luz, inerte en la sombra de esta pérgola,
borracho de tu ausencia y de un Bloody Mary en el que quiero
“Arsénico por Compasión”, porque sin ti soy un serie B de la vida,
“Noche y Día” un “Corazón en Peligro”, contigo “Me Siento Rejuvenecer”
aunque tengo “La Muerte en los talones”, así que vuelve
a tu “Hogar Dulce Hogar” aunque sea en “Las Alas de la Noche”
porque quiero cogerte la mano por una vez sobre la mesa
y sobre todos los desastres que he contagiado a mis esposas,
y aquí te espera Archibald Leach, tu Archie, más conocido por Cary Grant,
así que “Cásate Conmigo” porque “La Novia Era Él”.  

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario